Mejores Android TV Box

«Android TV box», «set up box», «Smart tv externo», … Seguramente hayas oído hablar de estos conceptos y a lo mejor no sabes bien de que se trata. O a lo mejor tu cuñado te ha dicho que te compres uno de estos aparatitos, que el ve «noseque canal» gratis y sin pagar un euro. ¿Es eso posible?

En esta guía voy a tratar de explicarte que son estos «cacharros», que has de tener en cuenta a la hora de elegir uno y que cosas o usos puedes darles para sacarles el máximo provecho.

¿Qué es un Android TV Box?

Si nos fijamos en el nombre y lo traducimos, obtenemos algo así como «caja Android para TV – television». Y no vamos mal encaminados.

Más técnicamente, un Android TV Box es un dispositivo que funciona con el sistema operativo Android y está diseñado para ir conectado, principalmente, a un televisor mediante un cable HDMI – los hay incluso en formato pequeño, conocido como formato stick, que van conectados directamente al puerto HDMI del televisor.

Dichos dispositivos, al funcionar con sistema Android, se semejan a lo que viene siendo un smartphone o tablet, por lo que sería como tener integrado un teléfono en nuestra pantalla del televisor. Pero existe una «pequeña» diferencia, y es que aquí no tenemos una pantalla táctil.

¿Y como controlamos todo esto? Pues remotamente (ya sea a través de un control remoto o algún teclado o ratón) o en algunos casos incluso desde nuestro teléfono mediante alguna app o por bluetooth.

¿Para que sirve un Android TV Box?

Para contestar esto, podríamos hacer esta otra pregunta «para que sirve una tablet»?

Pues con esas respuestas podríamos responder a la pregunta del Android TV Box. Ya que nos encontramos con un dispositivo corriendo Android en el que nos encontramos la posibilidad de entrar en un menú de ajustes, instalar aplicaciones desde PlayStore, instalar aplicaciones de terceros o archivos apk, utilizar un gestor de archivos, poder ver contenidos multimedia, acceder a aplicaciones de servicios premium, acceder a plataformas de streaming, … y muchísimas cosas más.

Sin embargo, estamos limitados al hardware y software del equipo, ya que como concepto general, podemos hacer todas las tareas de antes, pero el rendimiento y fluidez en como se ejecuten estas, dependerá directamente del hardware y versión de sistema operativo que tenga nuestro Android TV box.

Aquí te dejo una pequeña lista de ejemplos de usos que se le puede dar a un Android TV Box:

  • Ver Netflix, HBO, Prime Video … (plataformas de streaming)
  • Configurar Kodi con plugins o addons para poder ver contenido multimedia de todo tipo
  • Ver listas IPTV
  • Ver videos de suscripciones o buscar videos de una temática en Youtube
  • Utilizar un gestor de ficheros para reproducir contenido multimedia desde un dispositivo externo (memoria USB, disco duro, …)
  • Instalar apps de terceros para ver ciertos contenidos

¿Cuál elegir? Cosas a tener en cuenta

Te pones a mirar modelos en tiendas, en Amazon, Aliexpress, … y ves centenares de modelos y variedad de marcas. Muchos de precios muy parejos, algunos con precios extremadamente más altos que la media, algunos con muchas valoraciones, otros sin apenas opiniones, … entonces ¿Cuál elegir?

Pasa como cuando vas a comprar un smartphone. Existen muchos modelos, pero cada uno de ellos tiene un procesador de un determinado fabricante, una configuración concreta de memoria RAM, más o menos capacidad de almacenamiento, más o menos conexiones físicas, conectividad inalámbrica más o menos completa, … Dependiendo de lo que compres, tendrás un Android TV Box más o menos adecuado al uso que quieras darle.

Procesador o SoC

Lo más importante es el procesador o, mejor dicho, el SoC; ya que es un «pack» que engloba el procesamiento de datos y los gráficos. Sería el encargado de mover y ejecutar las aplicaciones, el sistema operativo y «dibujar» todo en la pantalla de nuestro televisor, y de él depende en gran medida el rendimiento del Android TV Box. En el mercado existen principalmente los procesadores Rockchip y Amlogic, aunque no son los únicos.

Los primeros, los Rockchip, son SoC más modestos y los verás montados en los Android TV Box más económicos. Si que es cierto que hay muchas variantes de los Rockchip y algunos alardean de reproducir contenido 4K sin problemas, pero en reviews y comparativas, salen parados un nivel por debajo de los Amlogic. Has de tener en cuenta que por marketing, muchos de estos Android TV Box económicos los camuflan con una gran cantidad de RAM (3-4GB de RAM), pero el procesador es el que es, y no por tener más RAM será más rápido. Este tipo de procesadores están destinados para aplicaciones no muy pesadas y para usuarios no exigentes; por lo que son ideales para gente que quiera consumir contenido de Youtube en 1080p, plataformas de streaming en «no 4K», Kodi con addons livianos, … lo cual no es poco. A muchos usuarios les puede ser suficiente esto, además que estarán comprando un dispositivo a un precio bastante bajo.

Los SoC Amlogic, están destinados a un mayor rendimiento, gracias a sus mayores frecuencias de trabajo de sus núcleos y a su mayor potencia gráfica. Aquí ya nos podemos meter en apps donde se muevan contenidos en 4K con buena fluidez en muchos casos, meternos en Kodi con plugins con cierta soltura y tener una sensación de potencia durante el uso. Sin embargo, no sirven para jugar, o al menos a juegos medianamente competitivos. La parte gráfica del SoC no llega al nivel de potencia para poder ejecutar juegos de manera fluida …. aunque tenemos una excepción, la NVIDIA Shield TV PRO, el cual es una videoconsola camuflada en un Android TV Box.

RAM

Cuando abrimos una app los archivos se leen de la memoria interna y se carga en la memoria RAM y desde ahí el procesador los utiliza para ejecutar las diferentes acciones que tenga que hacer, para eso sirve la memoria RAM.

A priori, esto es fácil, cuanto más RAM, mejor. Cuanta más RAM esté disponible, más apps se cargaran en ellas y estarán abiertas y disponibles para el procesador, haciendo que sea más rápido y fluido cuando trabajemos con ellas. Lo único a tener en cuenta es la generación de RAM. La más actual es DDR4, por lo que si puedes elegir memoria RAM de tipo DDR4 antes que DDR3, mejor aun.

Sistema Operativo

Llegamos a un punto tan importante como tener un buen SoC y RAM: el sistema operativo. Es cierto que hablamos de dispositivos Android TV Box, y como su propio nombre indica, corren sistema Android

Sin embargo, existen «muchos tipos de Android». Por un lado está la versión. Cuanto más actual, mejor, ya que tendremos un sistema más nuevo, optimizado, seguro y con todas las novedades posibles. Pero la parte más importante es el «tipo» de sistema Android.

La mayoría de dispositivos Android TV Box disponen de versiones Android AOSP. Para no entrar en tecnicismos, esto son licencias de Android destinadas, por ejemplo para una tablet, y adaptadas o rediseñadas para el tamaño de un televisor (formato 16:9 panorámico). Son licencias más económicas y que no tienen certificados oficiales de algunas plataformas (como Netflix, HBO, …) por lo que algunos de sus contenidos se reproducirán en menos calidad, ya que para disponer de esa «calidad suprema» hay que pagar un canon y las licencias AOSP no lo hacen. Nos encontramos ante sistemas visualmente más simples y menos elaborados, con pocas transiciones y iconos o menús un tanto feos.

En el otro extremo, nos encontramos con el sistema Android TV nativo, conocido ahora como «Google TV«, el cual es un sistema operativo desarrollado por Google para televisores. Aquí nos encontramos con un sistema mucho más optimizado, bonito, con transiciones y que se nota mucho más elaborado. Sería como la versión OFICIAL del sistema Android para televisores. Por supuesto, aquí tenemos todas las licencias oficiales de las plataformas de streaming, por lo que podremos reproducir a máxima calidad sus contenidos.

La experiencia de usuario es mucho más buena y satisfactoria con este ultimo sistema, haciendo que incluso con dispositivos con un hardware más humilde, nos encontremos con una experiencia de usuario SUPERIOR.

Si puedes elegir un dispositivo con Android TV (o Google TV), mejor.

Almacenamiento

Al igual que la RAM, cuanto más, mejor. Fíjate si es posible la expansión por USB o tarjeta microSD. Es preferible no tener que recurrir a esto, pero en caso de «emergencia», fíjate el poder expandir esa memoria.

Conectividad y puertos

Ten en cuenta la conectividad que necesites. Aquí es importante que te preguntes si necesitas Bluetooth (mejor que tenga una versión BT5.0) y si lo conectas por wifi que disponga de doble banda para poderlo conectar a redes wifi 5GHz.

A nivel de conexiones físicas, comprueba que tenga todos los puertos que puedas necesitar, para no quedarte corto y tener que depender de un HUB. Plantéate lo siguiente:

  • Cuantos puertos USB necesitas. Vas a dejar conectar algún teclado siempre? Usas memorias externas con archivos grandes y pesados (necesitarás puerto USB 3.0)?
  • Lo va a conectar por wifi o prefieres la estabilidad del cable (conexión ethernet) ? Tienes contratados más de 100Mbps (que sea Gigabit)?
  • Te sirve el audio del propio televisor o lo vas a conecta a un equipo de audio dedicado (salida óptica o de audio dedicada)?
  • Tienes pensado expandir la memoria interna (que disponga de lector de tarjetas microSD)?

Top mejores TV Box 2021

Visto todo lo anterior, a continuación te dejo con unos ejemplos de modelos recomendados, así como un TOP VENTAS de los más vendidos. ¡Seguro que encuentras el que más se adapta a ti!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad